Y el cielo era una bestia

Juan-Cantavella, Robert

Sigurd Mutt regresa a Barcelona. Han pasado casi treinta años. Entonces era un joven criptozoólogo, empeñado junto con sus compañeros Belaire y Sjögren en desentrañar los misterios del Naturalismo Oculto y en rastrear, contra los dictados de la ciencia oficial, la pista de animales peligrosos y animales que no existen. «Ciencia oficial», así la llamaban ellos con desdén, como ya hicieran antes sus maestros. Pero ahora, a finales de 2007, vencido y cansado, Sigurd Mutt se dirige a Vor, un pueblo en los Pirineos donde tiene intención de pasar una breve temporada en un antiguo balneario de resonancias aristocráticas: el sanatorio Vulturó. Lleva consigo las últimas voluntades de su colega Belaire, que le fueron enviadas a Hamburgo junto con lo que parece ser un fragmento de un insólito texto titulado Tras Columbkill. Si quiere descubrir su alcance y significado, deberá completarlo, algo que sólo podrá hacer en Vulturó.

Allí encontrará a Vicente Baeza, el Rubio, un policía retirado que conoce hasta el último secreto del mundo de los timadores; al niño Iván Agulín, quien dice no tener padres; a Olimpia Sanderson, una mujer alojada en el piso más alto que no sale jamás de su habitación; a Tod Volta, un distinguido caballero fascinado por la estrategia militar de todos los tiempos; y a la señorita Elvira, un ser esquivo y sugerente con «aspecto de catequista». Unas veces con ellos y otras contra ellos, siguiendo el enigmático capricho de Belaire y su texto Tras Columbkill, Sigurd Mutt se verá inmerso en dos universos que le son ajenos: por una parte, la vida recatada del escritor José Echegaray, primer Nobel de la literatura española, y por otra, la vida improbable de un santo medieval llamado Columbkill, hacedor de milagros y guerrero infatigable.

Robert Juan-Cantavella crea un mundo cerrado lleno de puertas traseras y teñido de antiguos saberes iconoclastas: la línea imaginaria que une el pueblo de Vor y el sanatorio Vulturó. Un mapa cuyos contornos han sido retrazados durante los últimos años con la sangre de un asesinato que acaba manchando las manos de Mutt. En un gesto que tiene algo de bandazo a contracorriente, Juan-Cantavella, autor entre otros títulos de Proust Fiction, tan celebrado, presenta un excitante relato de misterio que es también la historia de unas ideas inciertas y un gabinete de curiosidades.

«Y el cielo era una bestia, el artefacto más feroz que he leído en mucho tiempo. Para entendernos, el calamar gigante de Julio Verne convive con los personajes de Pérez Galdós en un balneario (…) Y aquí tenemos uno de los temas del libro: la criptozoología, que es una disciplina científica no federada que se dedica a la investigación de animales desconocidos (…) Pero Robert es más retorcido que todo esto. Nos falta un personaje: José Echegaray, el primer Nobel español de la historia, en realidad es un escritor mediocre (…) Las maravillas de Y el cielo era una bestia son infinitas» (Josep Lambies, Time Out Barcelona).

Editorial: Anagrama
Colección: Narrativas hispánicas
Categoría: Ficción y poesía
Tema: Narrativa hispanoamericana
Clasificación Dewey: 863.7 - Literatura en español. Ficción Siglo XXI
Clasificación BISAC FIC000000 (Ficción / General)
Clasificación BIC FA (Ficción moderna y contemporánea)
ISBN: 9788433997838
Páginas: 376
Año: 2014
Formato / Peso: 14 x 22 x 2 (cm) / 481 (gramos)
Precio: $420.00 MX / ND
Derechos de venta para: México
Etiquetas: Y el cielo era una bestia; novela; criptozoología; literatura; Robert Juan-Cantavella
Y el cielo era una bestia